instalador de gas

El primer paso es establecer qué tipo de caldera necesita. A partir de este punto, organizaremos su instalación en el momento que más le convenga. Nuestros amables y profesionales ingenieros se adaptarán a su nuevo sistema de calefacción, causando una interrupción mínima y dejando su hogar tal como lo encontramos.

Si nota un fallo en su caldera, o si la calefacción y el agua caliente no parecen funcionar, nuestros equipos expertos de ingenieros están disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para llevar a cabo un servicio de caldera o para proporcionar reparaciones y mantenimiento completos, en cualquier tipo de unidad, ofreciendo un servicio de bajo coste y alto estándar en todos los ámbitos.

Invertir en una nueva caldera para su propiedad tiene muchos beneficios, como reducir sus facturas de calefacción y tener un sistema de calefacción más eficiente.

Si encuentra que su caldera de gas no está funcionando correctamente, esto a menudo se puede resolver con algunos trabajos de mantenimiento. Esto algo que tiene que hacerse periódicamente para garantizar el funcionamiento eficiente de una caldera de gas.

Si observa que sus grifos de agua caliente y fría fluctúan o que sus radiadores no calientan de manera eficiente, entonces su caldera de gas podría beneficiarse de una descarga de energía, reducción de escala o limpieza. No dude en ponerse en contacto con nosotros para analizar los trabajos de mantenimiento de gas.

Las calderas son máquinas complejas que necesitan servicio para garantizar que continúen funcionando de manera eficiente y segura.

Recomendamos que realice el mantenimiento de su caldera anualmente para mantenerla bajo control y asegurarse de que está aprovechando al máximo su caldera.

Los componentes clave en su caldera son un quemador, cámara de combustión, intercambiador de calor y controles. Los controles regulan las igniciones, la velocidad de encendido del quemador, el suministro de combustible, el suministro de aire, el tiro de escape, la temperatura del agua, la presión del vapor y la presión de la caldera. El agua se calienta dentro de la caldera y se bombea a través de tuberías y se envía a los radiadores de su casa o edificio.

La eficiencia es un elemento clave cuando se considera una nueva caldera. El tipo más eficiente de caldera para calefacción doméstica es la caldera de gas de condensación.

Se estima que una caldera de calefacción central es responsable del 60% de las facturas de energía de su hogar, por lo que tener una caldera más eficiente puede hacer una gran diferencia en sus facturas.

La mayoría de las nuevas calderas de condensación tienen clasificación “A”, lo que significa que su eficiencia es del 90% o más. La eficiencia de su antigua caldera dependerá de una serie de factores, pero por lo general una caldera vieja sin condensación sería “G”, lo que significa que tiene menos del 70% de eficiencia y podría tener solo un 55% – 70% de eficiencia.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…